domingo, 27 de junio de 2010

Y.. ¿Hoy que hay para comer? Les traigo algún alimento para la sesera de adulto.

Introducción

La sociología del conocimiento nació con Max Scheler dentro de un contex­to filosófico y en la particular situa­ción intelectual de la Alemania de la década de 1920; estos orígenes hicie­ron que permaneciera durante 'un tiempo como una preocupación peri­férica para la mayoría de los sociólo­gos, sobre todo los anglosajones. Sólo después de un largo debate acerca de su validez, alcance y aplicabilidad, la nueva disciplina penetró, de la mano de Karl Mannheim, en el mundo de habla inglesa. Los dos pensadores mencionados centraron su interés teó­rico en las cuestiones epistemológi­cas, y sus trabajos empíricos se apli­caron a la historia de las ideas. Ber­ger y Luckmann sostienen que esta problemática es ajena a la verdadera esencia de una sociología del conoci­miento digna de tal nombre. Incluir en ella las cuestiones concernientes a la validez del conocimiento sociológi­co "es algo así como querer empujar el coche que uno mismo conduce": el análisis epistemológico desborda el marco de referencia de esta discipli­na.

El hombre de la calle vive en un mun­do que para él es "real", aunque en grados diferentes, y "sabe", con dis­tintos grados de certeza, que ese mundo posee tales o cuales particu­laridades.

El filósofo, por supuesto, se interroga acerca del carácter último de esa "rea­lidad" y de ese "conocimiento". ¿Qué es lo real? ¿Cómo conocerlo? Podría decirse que la apreciación del sociólo­go se ubica en un punto intermedio. Está obligado a indagar si las diferencias entre las distintas "realidades* no pueden entenderse en relación con las diferencias entre las distintas sociedades. Debe examinar los modos generales por los cuales las "realidades* se dan por "conocidas" en las sociedades humanas, los procesos por los que cualquier conjunto de conocimientos (y no sólo las teorías o las "ideas" prevalecientes entre los intelectuales) queda establecido socialmente como realidad. El doble carácter de la sociedad como "facticidad objetiva" y como "complejo de significados subjetivos", que orientó respectivamente las teorías sociológicas de Durkheim y de Weber, dio paso —sobre todo a partir de Alfred Schuti, en cuya obra se cimenta la posición de los autores— a este nuevo interrogante: ¿Cómo es posible que los significados subjetivos se vuelvan facticidades objetivas? La sociología del conocimiento debe captar la forma en que cristaliza, para el sentido común del hombre de la calle, una "realidad" ya establecida: debe ocuparse del análisis de la construcción social de la realidad.

La construcción social de la realidad (Peter L. Berger Thomas Luckmann)---Es  una obra de carácter fundamental, que ilustra en cierta manera como se pensaba, (mas o menos), durante el cambio de siglo, recibiendo al siglo 20---- Sociología, Conductismo, La idea de ver en el hombre a un animal social, son originarias de esa época anterior a los desarrollos de las “artes de la publicidad” (parecida a la moderna, o sea la de los ‘70s), movimientos de masas, fascismo, nazismo, etc.  Fueron “fantásticas” y delirantes concreciones de ciertas mentes psicóticas de la época, pero que no le quitaran veracidad a algunos sencillos razonamientos de estos dos autores. Y describiendo lo más llamativo de esa época, en la que convivían, de alguna forma, expresiones de un pensamiento “nefasto” y también de una amplia  capacidad de reflexión.

Esta es una  presentación de estos, para que los lean y posteriormente comentare y argumentare sobre su obra.

 

La presente obra ha sido concebida como un tratado teórico de carácter sistemático sobre sociología del cono­cimiento. Por lo tanto, no pretende ofrecer un panorama histórico de la evolución de esta disciplina o hacer la exégesis de diversas figuras dentro de éste u otros desarrollos de la teoría sociológica, ni siquiera demostrar cómo puede operarse la síntesis entre algunas de esas figuras y desarrollos. Tampoco debe atribuírsele ninguna intención polémica. Se han incluido comentarios críticos sobre otras posiciones teó­ricas (no en el texto, pero sí en las notas) solo cuando pueden resultar de provecho para clarificar la presente argumentación.

Aunque nuestro interés no es histórico, nos hemos sentido obligados a explicar por qué nuestro concepto de la sociología del conocimiento difiere de lo que hasta ahora se ha entendido en general por esta disciplina y de qué manera lo haré. Así lo hemos hecho en la Introducción. Al final veremos algunas conclusiones para indicar lo que con­sideramos un "corolario" de la presente tarea para la teoría sociológica en general y para ciertos campos de la inves­tigación empírica.

Continuare…

miércoles, 16 de junio de 2010

La filosofía necesita defensa

Introducción:

LA FILOSOFÍA ES NESESARIA

Muchos podemos haber sido atraídos , de alguna manera por cierta amplitud cognoscitiva que, haya manifestado alguien en nuestra presencia. A partir de lo cual, pudimos encontrarnos en algún punto, de alguna búsqueda. Luego nos pudimos sentir expulsados de prestar nuestros oídos a ese mismo ser, que antes nos cautivó.

Primera parte:

Con el párrafo anterior quiero señalar que, cualquier actitud filosófica, en la vida cotidiana, en general merece de nuestra atención, sobre todo si disponemos del tiempo necesario. Y que no así, cualquier búsqueda obsesiva del punto de falsedad de una afirmación. Porque filosóficamente es una paradoja. Recalar con el razonamiento en el empirismo, no desprecia, sino que dimensiona en la responsabilidad de la afirmación al sujeto que la produce, o en algunos casos que reproduce la de otros.

La deriva sobre la desvalorización relativa de la veracidad de cualquier afirmación sin una intención explicita final, que la materialice en una acción y a su autor, será: FILOSOFAR. Que en una maquina consumiendo energía sin más motivo que consumir energía, será un suceso extraordinario. Por no decir "inutil".

Varios estudiantes de la filosofía, permanecen encandilados por el descubrimiento de el carácter relativo de nuestras afirmaciones, sin poder salir de ese estado y por más que este fenómeno les pase a varios de ellos, no significara nada mas que poseen un problema sin resolver, común a todos ellos.

La filosofía es una rama de la ciencia que se pregunta sobre las cusas ultimas que encierra cualquier tipo de fenómeno.

La filosofía, debería ser el ciclo básico, común y obligatorio, a la realización de cualquier carrera, que sea universitaria, para no ser incoherente con la definición terminológica propia de -Universidad- que faculta y emite licencias. A quienes previamente buscaron: "El -filo- -sofo- en el -Uni- -Verso-". (Donde filo lo pueden ver como "origen" y sofo "saber" y Uni "origen" "uno vió", y por último verso "palabra". ¡Síí! Hay gente que va a buscar a la universidad, lo que allí no se "vende" y sin enbargo, quedan todos atrapados en un cierto compromiso que incluye, hacer un esfuerso por abandonar, "alguna ignorancia" y eso solo "hace bien" . Y a demas suele ser mas economica que otras formas terapeuticas sociales)

Pero, en un principio agregarían de 6 a 7 años mas a cualquier carrera de estudio. Y en segundo lugar tendríamos, seguramente a numerosos contemporáneos, rendidos ante el carácter relativo que encierra el conocimiento mismo.

En el pasado “académico” de las civilizaciones, los centro del saber estaban asociados a la religión, justamente porque eran el referente ético del pensamiento. Ninguna religión, resistió esa responsabilidad en la historia.

El rol sucesor, lo tomo la filosofía, por esta razón y hasta relativamente pocos años atrás, los científicos que “rompían” los esquemas de pensamiento de sus contemporáneos debían a demás tener una capacidad de argumentación suficiente, como para poder reclamar su lugar en tanta resistencia, tan bien preparada.

Intereses “sectoriales”. En términos mas actuales podremos comprender que las disputas entre los seguidores de un dios del sol y los devotos de la luna, era una partida “presupuestaria”. Entre las distintas ordenes en la religión católica, cuando esta era quien “cortaba el bacalao” también. Y que libera a la burguesía " creandose la universitaria" (lease "el estado") este desarrollo, por una necesaria reducción de los costos operativos.

Los noveles de este país , con la excepción de Milstein. Egresaron de un sistema universitario que contenía 3 años de lo que hoy llamaríamos filosofía, anteriores a poder definir un área especifica de investigación, labor, estudio, que a su vez seria su profesión. Que con su trabajo en ella devolverían a la sociedad, la inversión economica, que esta había realizado en ellos.

Todo lo cual debe haberles colocado en una posible posición critica (en el buen sentido de la palabra critica*) más acertada, incluso en disenso.

Y a partir de lo cual distinguir que para actuar sobre un tema complejo, no se puede reduccionista, por lo menos, sin saberlo.

Es verdadero afirmar, que el sistema universitario actual es muy pretencioso, como para que, solo entregue –Licencias-, como si estas fueran en alguna realidad quienes materialicen a un profesional. Sí, han perdido consistencia. Sin embargo siguen siendo un camino plausible para la introducción en cualquiera de los grandes temas del saber.

Segunda parte:

Todo lo que he escrito antes tiene carácter. Su carácter es de –interpretación-. La interpretación es una palabra que tenemos bien definida y el mejor científico (fabricado en viejas escuelas de científicos c/ filosofía) fue S. Freud, en su teoría El Psicoanálisis (por el construida y reconocida como –no científica-) . Abarca los ejemplos: de leer la borra del café o las líneas de las manos, donde alguien se atreve a componer una interpretación de un fenómeno que esta delante de él, que otros no pueden o necesitan de otro punto de vista, con agumento mágico o racional.

Ese procedimiento, que a posteriori, se puede verse como sencillo, no le quita el merito de que haya sido el camino a darse cuenta de algo, que antes nos era inaccesible. Por esa razón el valor de una interpretación, es subjetivo.

Tercera parte:

Las dos partes anteriores, pueden ahora tomar un nuevo sentido interpretativo, veamos:

Resulta que en nuestro país, a pesar de haber licenciado a numerocicicimosssss Filósofos, no contamos con más de uno que tenga una presencia internacional y un reconocimiento muy importante, este es…Mario Bunge. Como en años anteriores le he "pegado con tantos palos", ahora quiero acceder a una posición que al menos para mí sea mas equitativa. Este científico ha escrito unos cuantos metros de libros, por lo cual en sus obras existe de todo. Como ya sobrepasa los 90 años, me inspira esta reflexión, que reconoce que a pesar de haberse dirigido con pensamientos "sombríos" exibe un buen ejercicio de la mente pensando, de la cual se puede aprender. (su forma de producirce en términos de marqueting, que es algo que hacen tantos dentro de la "ciencia académica", que consiste en "hacer hablar a los muertos" o peor "pelearse con ellos", que en el caso de Bunge consitió en atacar a Freuid y llevar la contra a cierta moda de clase media que es faborable al psicoanálisis y reconocerse como neuróticos, fue la causa de mi desaprobación.)

Después de años, distingo que en sus ataques al psicoanálisis, (interpreto) ataca a la facultad de psicología de la UBA, que si bien explícitamente no se “enseña en ella al psicoanálisis” se confirma un gran apoyo sectorial a la misma.

Aunque de su parte, sea de un necio poco escrupuloso al afirmar que el psicoanálisis es una pseudociencia, siendo como antes expuse su inventor aclaró que el contexto de validación de su teoría no era científico, era empírico. En el cual se observo que no producía algún beneficio en el tratamiento de la esquisofrenia para lo cual, lo había concevido y que por la naturaleza de la definición de neurosis, podía ser un procedimiento, una técnica para actuar sobre las frustraciones de los neuróticos,

Cuarta parte:

Ahora sí puede transcribir un articulo de Perfil a M. Bunge donde muestra un ejercicio de una buena sapiencia. Que espero les guste.

EL FILOSOFO DE LAS CIENCIAS ESTUVO EN BUENOS AIRES

Mario Bunge: "Menos los científicos, casi todo el mundo está en desacuerdo con el Gobierno"

Radicado en Canadá, el epistemólogo argentino da su opinión sobre la ciencia y la política nacional. Arremete contra el psicoanálisis y sorprende con elogios a Perón y Kirchner.

Impecable a sus 91 años, el epistemólogo argentino Mario Bunge acaba de regresar a Montreal (Canadá), donde está radicado desde hace más de cuatro décadas, luego de brindar una serie de exitosas conferencias en el país. En esta entrevista con PERFIL -compartida con el sitio médico Intramed- repasó buena parte de su prodigiosa vida en la que odió al Colegio Nacional Buenos Aires, fundó una universidad obrera, fue amigo de Arturo Frondizi, se peleó con los neohegelianos fascistas que copaban la facultad en los años 30 y 40, creyendo luego que el peronismo era su continuación, y defendió siempre a las ciencias contra lo indemostrable, por ejemplo, las teorías psicoanalíticas (ver recuadro).

Recién el año pasado, a los 90, se jubiló porque el decano de su facultad no le dejó que concentrara todas sus clases en otoño; si fuera por él, seguiría siendo profesor.

—¿Por qué se fue del país?

—Por varios motivos. Uno fue que había una nueva dictadura, estaba la disputa entre Azules y Colorados en el Ejército y lo habían derrocado a Frondizi. Me enteré hace poco que la CIA tuvo mucho que ver con eso. Viví en un limbo y eso que había sido amigo de Frondizi, que incluso fue profesor de la universidad obrera en los años 40.

—¿Cómo ve a la Argentina?

—La Argentina no se ve. No estamos en 1910 sino en 2010: hace cien años, todos los europeos miraban al país con esperanza y como posible lugar para emigrar. Nadie piensa eso hoy. Casi no llegan noticias de la Argentina a Canadá. Para enterarse de qué pasa aquí hay que leer PERFIL, La Nación, Clarín. Y aún así no estoy seguro. No sé a quién creerle. Por ejemplo, está este problema de la oposición, ¿no es posible que los K de vez en cuando den en la tecla? ¿Cómo puede ser que sigan siendo populares en un gran sector de la población si de vez en cuando no hacen algo correcto? Mi información es fragmentaria. Lo único que sé es que casi todo el mundo está en desacuerdo menos los científicos. Todos en la comunidad científica hablan bien del ministro de Ciencia, todos dicen que ganan más que antes, están más contentos. Y vimos que en el CERN hay un equipo argentino, algo que antes era impensable. Volvieron científicos al país. La gente está conforme.

—O sea que, a pesar de su información fragmentada, sospecha que algunas cosas se están haciendo bien.

—Como dijo un amigo, no es que el Gobierno sea bueno: pasa que sus opositores son mucho peores. Estuve hace poco en Santa Fe, con el gobernador Hermes Binner y con sus ministros de Economía y Cultura. Están haciendo cosas muy sensatas, tienen ideas claras. Es un equipo honesto. Su vicegobernador es radical, de modo que existe la posibilidad de un Frente Amplio como en el Uruguay, con peronistas de izquierda (si es que los hay), socialistas y radicales alfonsinistas de izquierda. Lo que sí noto es una ausencia de debates serios y respetuosos sobre el futuro, un proyecto de país. Insisto en que los proceres de Mayo lo tenían. Los radicales jamás lo tuvieron; tal vez Frondizi, pero no le permitieron llevarlo a cabo. En el siglo XX, el único que tuvo uno fue Perón. Tuvo la idea no sólo de amansar a los argentinos, uniformarlos y someterlos, sino también de modernizar la sociedad, pese a que no se dio cuenta de que no se puede modernizar sin democracia.

—¿Qué hay de la filiación peronista del gobierno actual? ¿Es real?

—Creo que el peronismo ha cambiado muchísimo. El actual no es el de antes. Que yo sepa, el de ahora no ha necesitado corromper a los sindicatos porque ya estaban corrompidos. No ha ejercido la violencia; al contrario, ha defendido los derechos humanos, aunque habría que recordar la violencia de Isabelita también.

—Recién mencionó el experimento del LHC, ¿cambia algo la filosofía de la física?

—No lo sé. Aún no se hizo el experimento en sí. Se comprobó que la máquina funciona pero no hay ningún resultado. El experimento se diseñó y montó para poner a prueba la teoría del bosón de Higgs. Pero no va a cambiar mucho, creo. Igual, deseo que el bosón exista para justificar los miles de millones de dólares y las miles de horas invertidas por investigadores e ingenieros. Sino, sería una decepción (se ríe).

—¿Coincide en que es el experimento más grande de la historia?

—No, no. Más grande fue el de Galileo, con las bolitas de la torre de Pisa. O el de Hertz sobre la detección de las ondas electromagnéticas. O el de Spallanzani sobre la generación espontánea. Esto no cambiará la visión del mundo.

—Hay quienes piensan que reproducir el Big Bang es más importante.

—Suponiendo que el Big Bang haya ocurrido, lo importante es saber qué había antes. Para que haya explosión tuvo que haber algo antes. Y de eso no se sabe nada. La explosión destruyó el archivo.

"Hay que cerrar la facultad de psicología"

La lucha contra la pseudociencia es uno de los tópicos favoritos de Mario Bunge. En particular, uno de sus habituales blancos es la psicología, tal como se practica en el país. Por eso, se manifestó entusiasmado con emprendimientos científicos como los que encabeza Facundo Manes en el INECO, lugar donde se desarrolló la entrevista. "Esto me hace volver a creer en el país", dijo al ver los papers en revistas internacionales que publicó el equipo de neurocientíficos.

—¿Qué propone para que haya una psicología científica en el país?

—Primero, hay que eliminar el principal obstáculo y cerrar la Facultad de Psicología. Porque si se piensa en una reforma habría que empezar por despedir a todos sus profesores. Digo cerrar porque el ambiente que deberían aguantar los nuevos sería imposible. Y cerrarla porque no cumple sus funciones, no enseña psicología. Luego, habría que invitar al país a psicólogos auténticos a enseñar durante meses y, al mismo tiempo, enviar becarios. Así, en veinte años habrá un núcleo con masa autentica para que haya investigación en el país.

—¿Cuáles son las consecuencias de la situación actual?

—Los individuos con trastornos mentales no son curados. En algunos casos, la depresión grave, si no se trata a tiempo y eficazmente con píldoras y terapia cognitiva, puede llevar al suicidio. Por otro lado, causa el envenenamiento de toda la cultura; la vuelta al pensamiento mítico, a la manía de hacer afirmaciones incontrastables, al dogmatismo en una palabra. Creer algo sólo porque lo dijeron Freud, Melanie Klein o Jacques Lacan.

martes, 15 de junio de 2010

¿CUANTO? ¿CUANTOS?...

Un momento de reflexión sobre:
las medidas...

Un cuanto será una unidad de medida, que por algunas características propias y naturales a la conservación de ella, podemos tomarla como un patrón de medida.
Tomemos como ejemplo a una regla plástica de esa que se suelen usar en clase: esta nos serán útiles en determinadas condiciones y no en todas, veamos los casos obvios: sin luz, no podernos utilizarla para medir el largo de algún objeto con precisión, Tampoco nos será útil a temperaturas tales que esta se deforme.

Para resolver estas, imprecisiones, en la civilización hemos convenido recurrir a la selección de los mejores materiales que nos permitan tomar un registro, que no sea variable, de cuánto mide un metro, que entonces lo llamaremos metro "patrón" o un Kilogramo "patrón", así con todas las unidades de medida, hasta con las más difíciles de conservar. En todos los casos estas medidas pueden ser susceptibles a revisiones futuras.

Cs. Exactas y naturales. Cs. Sociales.

En la matemática, en la geometría y en el lenguaje, también hemos recurrido a la construcción de "algún tipo de estándar" sobre las cuales aplicar nuestras referencias "cuánticas" o de "patrones".
Con la clasificación de ciencias exactas y naturales, se quiere definir que en ellas se recurrirá a una intención descriptiva "más objetiva", obviamente esta como una intención a llevarse a la práctica.
Po esta razón encontraran teoremas y definiciones en matemáticas, que definen el marco de valor para su empleo, conteniendo a la taquigrafía o el lenguaje matemático, de forma tal de eximirlo de las posibles ambigüedades que le aportarían una explicación en prosa o en un lenguaje científico perteneciente a otra disciplina. Así tendrán desde las definiciones de los números (Naturales, enteros, Racionales, etc) hasta cualquier aplicación de ellos. Por esta razón, cuando nos enfrentamos ante el estudio de estas ciencias, estamos ante la pre-condición de que debemos "aprendernos" un conjunto de códigos afines a las descripciones que en ellas se utilizan. La matemática y la Química son las que en general las que provocan una mayor sorpresa, respecto de la física y la biología, que en mayor o menor medida están relativamente incorporadas en el lenguaje cotidiano.

Ahora, ¿Qué pasa con las llamadas ciencias sociales?...Estas ¿No se basan en alguna noción cuántica?

Por supuesto que sí. La diferencia parte en que su desarrollo es como ciencia, mayor y por el tamaño, y no por justificarlo, se cometen imprecisiones, las que después de un tiempo pierden su valor.

De esta forma podemos trazar una nueva distinción: el objetivo de la ciencias exactas es construir explicaciones de valides diacrónica (efectivas en todos los tiempos por venir) y en las ciencias sociales su valides es sincrónica (sincrónicamente a cuando han sido postuladas, hasta que un nuevo postulado lo cambie).

¿Cómo conocemos?
La búsqueda de la noción.

Nuestra noción del movimiento es siempre relativa, es decir, sabemos que las cosas se mueven unas con relación a otras. El encuentro de la coincidencia entre mi noción de un color rojo, con la de otra persona, puede ser una empresa difícil...

Nuestra noción de un ajuste lingüístico, setiembre o septiembre, fatura o factura, ¿Que hacer con las palabras terminadas con la letra ese (s)? en nuestro país, hay habitantes de distintas provincias que las emplean de distintas formas y como nadie realiza un estudio que lo explique su funcionalidad, si lo hubiera, no queda más que la aceptación del ejercicio de la variedad. Pero el resultado, de otras modificación de cierto estándar del lenguaje, por ejemplo el uso de la palabra libertad, nos ha traído siempre inconvenientes. Por esta razón, durante el pasos de la civilización, nos encontraremos tratando de acuñar ideas y términos que nos reduzcan las posibilidades de cometer errores más serios, que otros que también serán posibles de ser cometidos.
Nuestra labor cultural en el tiempo, consistire en aprender y generar ideas con las cuales construir conceptos que aunados en criterios de acción colectiva, expliciten su carácter relativo. Sobre los cuales actuaremos en la cotidianidad. De esta forma la virtualidad de nuestra construcción social de la realidad estará expuesta a evolución.
Podríamos ver en un Leonardo Da Vinci, a un visionario o a un humano de de genio y de loco, tenía unas proporciones que le permitió ser funcional en su época y trascender como una mente fecunda.
El cuanto del genio y del sabio es una unidad progresiva. O como escribió E A: Poe en la fuerza de las palabras -saberlo todo, solo es posible como una maldición del demonio-

La naturaleza del conocimiento es relativa.

Aquella persona que nos aclaro con formalidad todo lo referente a la relatividad fue, Einstein, este empleado de una oficina postal, estaba inquieto, así lo comento, con el carácter relativo de las mediciones, de cualquier tipo. La que una mayor inquietud le provocaba era la de poder afirmar que las estrellas, que vemos en nuestro cielo nocturno, se encuentran tan pero tan lejos que, varias de ellas pueden no encontrarse allí cuando las observamos. Esto se debe a que la información en la basamos la impresión de que allí se encuentran es, la de poder observar su luz. También podemos comprobar -empíricamente- que la luz tiene una propagación rectilínea. Por lo cual, al observar un estrella estamos observando a un conjunto de rayos de luz que de ella salieron y que se dirigen en nuestra dirección. Y no así, que sigan saliendo rayos de luz de esa estrella hacia nosotros.

Cuentan, tanto Eisntein como J.Piagett (otro gran observador) como una anécdota de haberse conocido, que Einstein tenía una preconcepción de que las percepción del tiempo y el espacio funcionaban de alguna manera "juntas" y que era natural en nuestra especie, persiguiendo cierta verificación de esta afirmación. Llamaba regularmente a Piagett, para preguntarle . si en sus observaciones o relevamientos, de los procedimientos de la mente humana en los niños , había notado alguna confirmación estas idea. Más cuentan que Piagett, le contesto muy respetuosamente que lo dejara de influir, porque nuestras prejuicios durante la observación son los que refuerzan y restringen, de todo lo observable, lo que de el relevaremos.
Piagett, acuño una teoría -La epistemología genética_ donde justamente el entorno influye en la selección de las realidades posibles de ser relevadas y otros aspectos destacables, que veremos más adelante. Pero, no falto caricaturista que dibujara: a un Entein llamado insistentemente a un Piagett, quien encontrándose durmiendo a altas horas de la noche.

Efecto observador

Entre científicos, se llama a la participación del investigador -modificando- lo observado, a partir de el solo hecho de observarlo, "efecto observador" sobre este y como resolverlo, han trabajado los científico cibernética, su resolución es que los trabajos científicos mantengan una sentencia descriptiva explicita. Incluyendo todas las consideraciones que el científico pueda saber que influyeron sobre si, para abordar ese tema.

androsan -Today-Buenos Aires

miércoles, 9 de junio de 2010

Ayuda

Algunos consejos para que puedan enviarnos sus aportes.

Primero revisen si tienen la necesidad de hacer un aporte. Después de reconocida esta, superar obstáculos del tipo que sean, les será fácil de realizar. No encontraran dificultades que dependan de nosotros así se acerquen con ideas muy “dispersas”.

La estructura de las “paginas” es –pagina principal- Sub-paginas- -Paginas-

Las –Sub-paginas- son las que reúnen a paginas dentro de un conjunto de temas comunes entre sí.

La Sub-pagina funcionaria a forma de una “caratula”, donde las entradas más recientes estarán en primer lugar.

Para que sea más fácil acceder a un tema (y no tener que revisar a lo largo), en la Sub-pagina encontraran una reseña de la entrada publicada, a demás en su margen agrupados los temas publicados, por pagina y por etiquetas (en una pagina podemos haber colocado a más de una entrada según el largo, etc) y también para ir a otra Sub-pagina se encontraran con un listado.

Al final de cada nota encontraran con un espacio para dejar un comentario. Los comentarios, serán una fácil forma de compartir algo con los otros miembros de la comunidad. No pueden ser muy extensos, algo parecido a Facebook, donde los “amigos” comentan en el muro.

Por ahora y hasta nuevo aviso, para colocar una nota deberán dirigirse al correo lab.santaclara@gmail.com al igual si tienen alguna pregunta sobre sus equipos o donde encontrar alguna cosa en la web que, si nos encuentra conectados usaremos el chat. Próximamente incorporaremos una “ventana en las paginas que además permitirán que se establezca comunicación entre “los  visitantes”, todos.

No pierdan de vista que esta es un experiencia en desarrollo. Por ejemplo: lo primero que evaluaremos es “el peso” en bits de nuestras paginas, respecto de sus equipos o más bien la calidad del servicio de internet que reciben. Es “posible” que tengamos que ponerles un fondo monocromático si fuer necesario hacerlas más ligeras. Como les dije sobre esto, ya veremos..mientras lo experimentamos.

Continuare después…

Idea de hombre = Androide

¿Sera posible algún día crear un androide que nos recree?

Seguramente que no. Como también los principales impedimentos no serán tecnológicas.

Saber que puede ser, ser un hombre o mujer, según el genero particular de quien se lo pregunte. Acompaña a nuestra labor cultural desde el comienzo de los tiempos y curiosamente, por cuestiones de tiempo, se ha respondido a esta pregunta con alguna respuesta de “valor” circunstancial.

A un individuo “aislado”, a uno con personalidad o que se encuentra con sigo mismo y se reconoce en él. Le será posible proyectar su desarrollo futuro y realizarse.

Estoy describiendo entonces, a un individuo común y corriente, que por tanto tiene mucho que aportar a sus contemporáneos y a su desarrollo.

Sin embargo, durante el ejercicio de la vida social, el desarrollo personal acompaña en sí, al desarrollo de la sociedad que le es contemporánea.

En el terreno de las ciencias físicas, específicamente en la química, se utiliza la expresión –la ley del convoy- para encontrarnos con una imagen elocuente, –la de un conjunto de carretas, que a la largo de un viaje en común, deben realizarlo a una velocidad tal, de acompañar a los mas “lentos”-. El químico lo usa para identificar al componente que limita la velocidad de un reacción entre reactivos y productos obtenidos.

Afortunadamente y aunque a veces parezca lo contrario, no somos –cosas-. Pero lo que es ciertamente, cierto es, que todos nosotros puestos a actuar sobre un tema podernos ser a veces los más rápidos y otras los más lentos. Y esa variedad nos humaniza, en el buen sentido de la palabra humanidad.

jueves, 27 de mayo de 2010

Colectivo

Definiciones y resumen de algunos sucesos que afectan directamente al llamado boleto escolar y el boleto estudiantil, en la Provincia de buenos Aires y la Cdad. Autónoma de Bs. As.

El llamado boleto escolar, es el que se le expende con subsidio del estado a los niños que asisten a la escuela primaria. Que ahora comprende de 1º a 6º grado. Y comprende que su uso sea durante el transcurso del día, ya que la actividad del estudiante, no se restringe al horario en el que asiste a clase.
¿quiénes serán beneficiarios del boleto escolar? Todos los alumnos de establecimientos del estado, como también los de establecimientos privados que sean subsidiados por el estado. (no está del todo claro sin embargo, algunos aspectos especiales, como de cuanto % debe ser la subvención o cuando los alumnos sean becados. Lo cual trasluce alguna una intención de objetivo confusa.)
El precio del boleto escolar se fijo en $0,10 en la Prov de Bs. As. y $0,05 en la Cdad. Autónoma de Bs. As..